Hace una semana la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) Zacatecas dejó de otorgar medicamento a los pequeños con cáncer, pues se terminó el recurso, por lo que a partir de ahora es de vida o muerte que llegue a la entidad la medicina para tratar a todos los niños que padecen la enfermedad.

La desesperación de los padres de familia ha llegado a tal grado, que muchos ya solicitaron un amparo para que la Secretaría de Salud asegure el derecho a la salud de los pequeños.

El amparo ya lo recibieron 10 padres de familia y algunos otros están en espera, lo solicitan porque de acuerdo con el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos todas las personas tienen derecho a la salud.

Entonces la autoridad de salud tendría que brindar la atención médica, en menos de 72 horas, a los pequeños que ya recibieron su amparo.

El problema es que no ha pasado nada, ni con amparo en mano, ni sin amparo, el medicamento no ha llegado a Zacatecas.

Susan Cabral, presidenta fundadora de AMANC Zacatecas comentó que desde el 2019, fecha en la que dejaron de llegar los medicamentos a la entidad, la asociación se hizo cargo de otorgar las medicinas, gracias a este apoyo los niños no murieron como en otros estados.

La promotora de la salud de los pequeños mencionó que no hay recurso que ajuste y a AMANC ya se le terminó, por eso hace una semana ya dejaron de apoyar con el medicamento y eso ha generado una gran desesperación en los padres de familia.

La alarma se ha encendido, Zacatecas pasó a semáforo amarillo y está a punto de llegar al rojo en el riesgo de que los pequeños pierdan la vida por la falta de medicamentos.

Ya se expuso el tema al nuevo secretario de Salud de Zacatecas, Oswaldo Pinedo, quien se comprometió a realizar las gestiones ante el Gobierno Federal, mencionó Susan Cabral.

Insistimos, el tema de la falta de medicamento ya es de vida o muerte, por lo que el Gobierno Federal debe de mandar el medicamento, tal como lo hizo a estados como Veracruz, en donde los padres de familia tomaron el aeropuerto como medio de presión para que los pequeños recibieran la atención médica.

En la Espada del Augurio podemos Ver Más Allá de lo Evidente y confiamos en que David Monreal Ávila, gobernador del Estado y el secretario de Salud, Oswaldo Pinedo realicen las gestiones necesarias y en pocos días los niños que lo requieren ya cuenten con el medicamento para que puedan superar la enfermedad.

P.D. Este no es un tema de controversia política ni social, lo importante es que el medicamento llegue y se salven las vidas de los más pequeños, pues ellos tienen la ilusión de continuar corriendo, jugando, estudiando y no es justo que por corruptos del pasado ahora no puedan contar con su medicina, que para ellos representa la posibilidad de continuar con vida.