Zacatecas, Zac.- Muchos de los muros de Zacatecas se encuentran corroídos por el paso del tiempo, la humedad y el descuido de los propietarios de las fincas, hecho evidente en las tonalidades rojas con las que muchos de ellos fueron pintados en el pasado, pero que ahora lucen descarapeladas.

Pero lo mismo puede observarse a simple vista con aquellos muros bajos de cantera, algunas de las cuales se encuentran desprendidas y no han sido reparadas, por lo que ese hecho representa mala imagen y destrucción paulatina de esta ciudad, nominada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Como esas fachadas, son centenares las casas que se encuentran en mal estado en el centro de Zacatecas, las cuales requieren una rehabilitación inmediata, antes de que sigan afectándose más.